Sensaciones físicas, mentales y emocionales 

Los 5 principios de Reiki

Reiki actúa en todos los niveles: físico, mental y emocional….así que dependiendo de las necesidades de cada persona será como se irá desarrollando el proceso de sanación.

Sensaciones Físicas

Quienes reciben Reiki casi siempre sienten calor y, a veces una especie de corriente o cosquilleo por el cuerpo. En ocasiones, algunas personas sienten frío,  pero la sensación que se puede experimentar con más frecuencia es una sensación de relajación profunda. Esto es normal a la hora de recibir energía que en definitiva es amor universal canalizado hacia ti. Tu ser profundo va  a recibir esa energía en todos los niveles, y esta sensación es en gran parte el resultado de lo que está ocurriendo dentro de ti.

Sensaciones Mentales y Emocionales

Durante una sesión pueden venir a la mente imágenes y situaciones desagradables que han ocurrido en el pasado y que habían quedado enterradas en la memoria a fin de evitar el dolor o evitar afrontarla.

Suele suceder que al tener estos recuerdos, que en su momento parecieron terribles, viéndolos después del tratamiento, ya no lo parecen tanto. Se ven con otros ojos y así surge la liberación, pudiendo seguir adelante con su vida más libremente.

También puede suceder que si se sueña por la noche, esos sueños tengan una visión más clara y puedan recordarse y comprenderse mejor.

Si esto ocurre se puede estar pendiente de interpretar esos sueños, pero sin obsesionarse, no tomándolo como una obligación. Hay que dejarse fluir, hacer lo que se sienta, lo que apetezca. Esto forma parte del proceso de sanación de cada persona.

Síntomas

Ocasionalmente tus síntomas pueden empeorar después de una sesión y esto es una buena señal (por extraño que parezca) porque indica que estás liberando la energía que causaba tu malestar, y por eso los síntomas se manifiestan.

Después del empeoramiento, notarás una mejoría en tu estado general y te sentirás mucho mejor.