Reiki trabaja empezando por las causas de lo que se debe sanar

Así, entrarchakras (1) pruebaá en los niveles más profundos de tu ser. De esta manera, la solución no será un mero parche, sino una sanación permanente. Hay que ser paciente, darse tiempo, porque puede que se  lleve mucho tiempo acumulando esas “causas ” que ahora Reiki va a ayudar a que desaparezcan, para conseguir un alivio permanente, sea cual sea la dolencia.

Se recomienda comenzar el tratamiento de Reiki realizando 4 sesiones seguidas (a razón de una por semana), con el objeto de compensar alguna reacción que a corto plazo pueda agudizar los síntomas, siendo esta circunstancia indicio claro de que la Energía Reiki está comenzando su labor curativa. Además, en términos generales, el cuerpo energético tiende a regularse con 4 sesiones seguidas, evitando así que la persona sienta picos de subida y bajada de energía bruscos.  Esto no quiere decir que el proceso esté completo en la cuarta sesión porque las necesidades de las personas y su capacidad de sanarse, son diferentes. Solo nos permite sentirnos más equilibrados con la energía.

Hay que saber que la energía se mueve según necesita la persona, así que no hay que temer nada pues las sesiones van aportando lo que la persona va necesitando.

Nuestra mente suele resistirse, no le gustan los cambios  y el miedo puede aparecer, hay que tratar de trascender ese miedo, ignorarlo y ser fuertes, porque cuando alguien llega a este punto es cuando más necesita de la terapia.

Si la persona se encuentra sometida a un tratamiento médico convencional, NUNCA DEBERÁ ABANDONAR LA MEDICACIÓN que le ha sido prescrita (en cambio, deberá permanecer en contacto con su especialista por si en algún momento fuera conveniente reducir las dosis de los medicamentos que recibe)